La despatologización de lo trans: una tarea pendiente

La despatologización de lo trans: una tarea pendiente

Octubre es el mes reivindicativo del movimiento Trans, debido a que este 24 de octubre se celebró a nivel internacional el Día de la Acción para la Despatologización Trans. Esto se debe a que, desgraciadamente, aun en los manuales psiquiátricos DSM-V y la CIE 10 ser trans es todavía considerado como una enfermedad mental.  Con esta  “psiquiatrización” se relega a las instituciones médico-psiquiátricas el control sobre las identidades de género  de esta población, lo que no permite un derecho tan básico e importante como la autodeterminación de la identidad de cada persona, ni su igualdad social y en salud. Esta campaña agrupa actividades de mas de 390 organizaciones a nivel mundial, desde el año 2009 y siguen luchando hasta el día de hoy.

En 1973 la Asociación Americana de Psiquiatría (APA, por sus siglas en inglés) decidió eliminar la homosexualidad del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM). El 17 de mayo de 1990 la OMS eliminó la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales. Pero la transexualidad – mas recientemente denominada como disforia de género- es considerada aún como una patología mental, correspondiente al campo “trastorno de identidad sexual”, tanto en  el CIE-10 (Clasificación Internacional de Enfermedades de la Organización Mundial de la Salud) y en el DSM-IV-R (Manual Diagnóstico y Estadístico de Enfermedades Mentales de la Asociación de Psiquiatría Norteamericana). Estas clasificaciones son las que guían a los y las psiquiatras de todo el mundo a la hora de establecer sus diagnósticos. Es indudable que esta categorización conlleva a la  confusión de los efectos de la transfobia con los de la transexualidad en si misma: se invisibiliza la violencia social que se ejerce sobre quienes no se adecuan a las normas de género, y de este modo se ignora activamente que el problema no es la identidad de género, es la transfobia.

Seamos honestos: usar el término disforia de género en vez de transexualidad no es lo mas adecuado para definirla. La transexualidad es fruto de la no coincidencia entre el sexo de asignación neonatal y la identidad sexual sentida como propia. Disforia, como término opuesto a “euforia”, designa disgusto, desajuste o malestar; la disforia de género es por tanto el disgusto, desajuste o malestar con el sexo biológico que le ha correspondido a la persona y que muchas veces es fruto de presiones exteriores que se alimentan en estereotipos. Las personas transexuales no nacen disfóricas ni tienen porqué serlo nunca si son acompañadas en su entorno cercano, respetando su libre desarrollo conforme a su identidad sexual. Aun la población en general cree que todos las personas  transexuales desean someterse quirurgicamente sus órganos sexuales, cuando no es necesariamente así. Incluso muchos piensan que los transexuales son sinónimo de homosexuales. Una cosa es la orientación sexual y otra la identidad sexual. La primera es que te guste una persona del sexo contrario, una del mismo sexo o ambos. La segunda es la percepción de que se es hombre o mujer. En el mundo transexual hay gays, lesbianas o bisexuales. Así de compleja, diversa e interesante es la sexualidad humanana, pero ello no implica que ninguno de los anteriormente mencionados deban ser catalogados como seres patológicos .

La identidad de género es inmodificable. Las personas transexuales no son per se enfermos mentales. Por el contrario, la gran mayoría gozan de buena salud mental, aunque por razones obvias pueden presentar diversos conflictos por vivir en sociedades transfóbicas y con falta de repeto al a diversidad sexual. Como todo ser humano, poseen derechos inmanentes, irrenunciables e insustituibles, pero por los cuales hay que seguir luchando para que se cumplan como corresponde.

La transfobia procede de tres fuentes: ignorancia,prejuicio y patologización. La patologización es el etiquetamiento de determinados comportamientos como enfermos, siguiendo el modelo dicotómico salud-enfermedad. La patologización de la transexualidad, es decir, considerar a las personas transexuales por si mismas como enfermas mentales, es un gravísimo ejercicio de control sobre dicha población. Inclusive en países con algunos  derechos inclusivos a personas trans, cualquier persona que desee cambiar su nombre en la documentación o modificar su cuerpo con hormonas u operaciones  debe pasar por evaluaciones psiquiatricas continuas, muchas veces en terapiales familiares o grupales, tutelas psiquiátricas, etc. , sin mencionar la falta de tratamientos y servicios seguros que permitan realizar los cambios necesarios para el tránsito de una identidad a otra, entre otras expresiones de la transfobia. Bien lo mencionan las diferentes organizaciones mundiales que apoyan las despatologizacion trans:

“Cuando la medicina y el Estado nos definen como trastornadxs ponen en evidencia que nuestras identidades, nuestras vidas, trastornan su sistema. Por eso decimos que la enfermedad no está en nosotrxs sino en el binarismo de género.” (2)

Los profesionales de la salud que tenemos muchas veces como pacientes a personas transexuales, con gran frecuencia observamos sentimientos  ideas, y sensaciones adversas que la transfobia origina en nuestros consultantes. Muchas veces el acompañamiento psicoterapéutico de estos pacientes que son catalogados dentro del campo “disforia de género ” (denominación con la que no simpatizo, dicho sea de paso), resulta importante. Los médicos, enfermeras, obstetrices y demas profesionales dela salud tenemos que cambiar la mentalidad y considerar a los pacientes como sujetos activos, con capacidad de decisión. Es importante, tal como manifestó la psicóloga Cristina Garaizabal: “ampliar la mirada que los modelos médicos han propuesto hasta la actualidad para tratar la transexualidad.” (3). No todo es blanco y negro. En nuestro país, en un medio tan conservador y prejucioso como el nuestro, hacer valer las diferentes formas de la sexualidad en toda su diversidad es algo que debe empezar por todos y todas.

Hans Fernández

GENERACION INCLUSIVA LGTBI

 

Notas :

1- https://elisablanco.wordpress.com/2013/03/20/la-teoria-paradojica-del-cambio/

2-  http://www.stp2012.info/old/es/manifiesto

3- http://www.efesalud.com/noticias/normalizar-la-transexualidad-una-tarea-pendiente/

« Previous Post
Next Post »