I Encuentro Nacional de Jóvenes por la Educación

Proyecto coherencia y Gobierno coherencte son miembros fundadores de Jóvenes por la Educación, red creada con la finalidad de articular esfuerzos entre las diversas organizaciones juveniles que contribuyen en la mejora de la educación en el Perú con el fin de formar sinergía y espacios de aprendizaje e intercambio de experiencias.

Asimismo, la red busca potenciar los impactos positivos de los programas educativos que desarrollan las organizaciones que forman parte del colectivo y de todas aquellas que se identifiquen con sus principios.

El pasado sábado 12, en la Universidad de Lima, tuvo lugar el I Encuentro Nacional de Jóvenes por la Educación, con la participación de 130 representantes de más de 30 organizaciones de Lima, Lambayque, Ayacucho, Huancavelica y Tumbes.

A continuación, reproducimos el discurso pronunciado por Adriana Carraco, coordinadora general de JxE y miembro de Gobierno coherencte en la inauguración del evento:

Discurso I Encuentro Nacional de Jóvenes por la Educación

Hace unos meses tuve la oportunidad, junto con algunas personas aquí presentes, de conocer una organización que considera que contar con un conjunto de  CREENCIAS que motiven y orienten su actuar en todo momento es vital para lograr sus objetivos. Curiosamente esta organización ya tiene 15 años no solo haciéndole caso a sus creencias, sino contagiándolas e inspirando con ellas a todos los actores que la rodean. Y así se van creando opciones, se van construyendo puentes y nuevas direcciones.  Hace unas semanas conocí a Bernardo Toro, colombiano y educador de la vida, como  muy bien se define,  quien además de ser el impulsor de esta poderosa  idea de que es necesario contar con CREENCIAS para la construcción de un imaginario (que no es más que la representación de lo deseable y viable que queremos de la sociedad o de la educación en nuestro caso), me dejó pensando en cuáles son las CREENCIAS de los que estamos hoy aquí presentes. ¿Qué hacemos un grupo de jóvenes un sábado por la mañana  y en medio del mundial, reunidos en un auditorio en la Universidad de Lima?

Mi respuesta se traduce en una frase y en cuatro ideas que esbozamos juntos hace un tiempo y empiezo a entender que son nuestras creencias:

Creer para crear

Esta red nace de manera espontánea y me encanta decirlo porque cuando uno enseña sabe que los mejores aprendizajes (esos a los que los educadores llamamos aprendizajes significativos) suelen nacer de esa manera, espontánea y naturalmente.  De pronto, en agosto del año pasado, 3 de las organizaciones aquí presentes se juntaron, se escucharon y creyeron en la necesidad de crear algo que nos permitiera “Hacerla por la educación”. De manera espontánea, para diciembre del 2009 éramos 13 organizaciones, para enero del 2010 20 organizaciones y hoy, 12 de junio del 2010 estamos inscritos a este encuentro 32 organizaciones (28 de lima y 4 de provincia a las que quiero dar la bienvenida). Me queda claro con esto que para crear hay que creer.

Formarnos para hacer

Pero como no solo creyendo podemos construir la educación que queremos, decidimos en diciembre del 2009 armar un plan de capacitación que incluyó tres temas que las organizaciones en ese momento miembros de JxE, consideramos vertebrales. Y así nos juntamos unas tres noches para conversar del PEN, de liderazgo y redes y de proyectos sociales como llave del cambio. Un buen pincelazo había sido dado y algunas buenas ideas ya nos habían marcado (como, por ejemplo,  tomar los 6 objetivos del PEN para esta tarde poder organizar y reconocer los aportes que cada una de nuestras organizaciones hace a la educación de nuestro país). Hoy queremos que este espacio siga siendo un espacio de formación en el que podamos aprender y aportar todo lo que podamos. Si entendemos la educación como un proceso bidireccional en donde siempre estamos aprendiendo y enseñando (ya sea desde el rol del maestro o el alumno) deberemos reflejar hoy que  el proceso de formación de JxE es completamente bidireccional y para ello cargado de diálogo y confianza.

Articularnos para contagiar(nos)

Sin embargo, y a pesar de la importancia de formarnos, sería un completo desperdicio que todos los aquí presentes solo nos juntemos para escuchar lo que nos vienen a decir y para llevárnoslo a nuestras organizaciones, sin antes habernos contagiado un poquito más con el del costado. Por eso, poder mirarnos y reconocer nuestra individualidad como personas maravillosas y nuestra enorme labor como personas desde nuestras organizaciones, es básico y por ello pieza clave de este, nuestro Encuentro.

Poder crear canales de comunicación fluida, espacios en torno a un tema que nos interese y desde el que sintamos podemos aportar y aprender es la clave para que esto contagioso que estoy segura sentiremos hoy durante este día, pueda no solo quedarse en nosotros, en hoy o en este auditorio, sino que pueda trascender las paredes, estructuras establecidas (con las que sé muchos tenemos que lidiar) y al mismo tiempo.

Hoy, señores, estamos aquí (y cito los objetivos de este encuentro) para:

  1. Conocer el trabajo y aporte de cada organización al tema educativo.
  2. Fomentar la generación de confianza entre nuestras organizaciones para maximizar nuestros esfuerzos individuales a través de las sinergias.
  3. Afianzar el desarrollo inicial de la red y proyectar su futuro.

Incidir para transformar

Si lo que queremos es lograr cambios en la manera en la que se viene desarrollando la educación en nuestro país, será necesario hablar bien fuerte. Hoy somos jóvenes con energía e ideas creativas y a veces revolucionarias que motivan e impactan. En unos meses y el próximo año seremos electores que deberemos apostar por gobernantes que sean respetuosos y responsables por las personas a las que representarán y por ello garanticen una educación de calidad para todos. En unos años estoy segura que los aquí presentes seremos tomadores de grandes decisiones y si conseguimos consolidar esta red como un movimiento social con creencias firmes, con espacios de encuentro y pautas claras para la acción, habremos iniciado la incidencia transformadora que pide a gritos nuestra educación.

Habremos podido hablar tan fuerte que ya nadie tendrá nunca más que gritar por una educación de calidad para todos y todas.

Muchas gracias.

« Previous Post
Next Post »